A Mi Primogénita

Tenía 21 años cuando me hice madre a punta de bisturí de una niña, mi primogénita era una niña.

Que miedo, es todo lo que pensaba, que miedo haber crecido de pronto en un quirófano frío, que miedo tener que explicarle algún día a mi hija que mamá no sabe ser mamá, que mamá alguna vez fue como ella, que miedo mirarme en sus ojos y no tener todas las respuestas

Ahora mi primogénita, Milú, cumplirá 8 años, estos días he vuelto a  ese temeroso  20 de Septiembre y me doy cuenta que sigo sin saber ser mamá, que los miedos son visitantes frecuentes y sin embargo hoy me siento más fuerte que nunca más conectada con mi maternidad,  me gustaría decirte que todo ha sido fácil y rápido pero no, lo único que ha sido instantáneo fue el amor que sentí cuando vi por primera vez a mi hija, hay algo en ella que  nutre el alma. Ella es la mayor de 3 hermanos y aunque los amos a los tres y haría lo que fuera por cualquiera,  es ella, mi primer hija, la que más me hace querer crecer, porque desde el día que supe que estaba en mi vientre no hemos hecho otra cosa  que crecer, ella es en mucho sentidos la compañera de mi vida y no me pudo tocar mejor compañía sin importar a donde llegue el día de mañana ella por siempre será mi poesía favorita y también la oportunidad de reconciliarme con Dios.

Gracias por tolerar mis fallas y abrazarlas, por no exponer mis miedos pero sobre todo gracias por mirarme todos los días como si  fuera lo más increíble. Se que pronto las cosas cambiarán para ti, entrarás a otra etapa pero sin importar que tan difíciles sean las batallas debes saber que te admiro desde el día cero por que eres valiente y brillas cuando eres cuidadosa con los demás, cuando te ríes de manera descontrolada y se asoman los huecos de tus dientes, brillas aún en tu timidez, llenas de luz incluso los espacios que parecían deshabitados en mi corazón .

El día en que puedas leer este blog y te enteres de nuestras historia cada vez está más cerca, te darás cuenta que mi historia no es lineal, que he fallado muchas veces, disculpa  los momentos complicados que has tenido que pasar por mi decisiones, de todo corazón espero que algún día  puedas  entender que has sido tú mi mayor inspiración y sobre todo que tienes  un mundo maravilloso por delante que sana cada vez que sonríes.

Te amo mi primogenita, mi Milú

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s