A ti que te convertiste en papá joven

Esta semana mi hija mayor cumplió 5 años y sin duda llegaron a mi muchos recuerdos y nostalgia de ver como mi pequeñita ya era toda una “niña grande”. Mientras partíamos el pastel pude notar en la cara de mi esposo ese mismo amor y nostalgia que yo siento, me dejó pensando que en todo este camino de ser madre joven me he olvidado que él, a sus 18 años,  con el mismo miedo e inexperiencia  también se convirtió en papá.

En algunos casos cuando llegan los embarazos los hombres menos valientes deciden irse, olvidarse de lo que han hecho, haciendo que tengamos que convertirnos en “MAPAS” (mamás y papás) para nuestros hijos.

Sin embargo en mi historia esto no fue así, él con tanto o más miedo que yo decidió adentrarse a la aventura de la paternidad, pero  él  dos años menor, quizás estaba más perdido y confundido que yo.

Es por esto que esta carta es para ti:

Se que no ha sido fácil para ti enfrentarte a tanta responsabilidad de la noche a la mañana  tener que cuidar y proveer para un bebé y para mi debe ser lo mas aterrador que te haya sucedido. Se que tu también tenías ganas de seguir alejado de las  responsabilidades y presiones, se que es pesado levantarse antes que todos para salir a trabajar. Se que seguramente tu también has querido explotar en llanto, gritar y mandar todo al carajo pero te contienes por que con mamá histérica es mas que suficiente.

Gracias por que has crecido tanto en tan poco tiempo, por que te has vuelto ese padre y esposo que cualquiera soñaría y no por que seas perfecto, si no por que te esfuerzas cada día por hacernos sentir tu amor. Gracias por jugar con ellas cuando yo quiero dormir, por  peinarlas para llevarlas al colegio, por aprender a usar la secadora de cabello por nosotras,  por tus cenas improvisadas. Gracias por caminar a mi lado en este sendero de conocimiento, se que no debe ser fácil, se que a veces  callas tus preocupaciones y sonríes nos abrazas y haces bromas, aunque estés a reventar de problemas. Gracias por hacerme sentir la más bonita incluso en mis peores días.

Gracias por decir sí hace 5 años, por seguir aquí con amor y ánimo, gracias por tus ojos que se desbordan de amor por nuestras hijas, gracias por tu valentía, por que tus brazos son fuerza y cobijo en mis días difíciles, por que somos un equipo que ha conocido lo más duro y ha florecido, por que de los escombros supimos hacer un hogar, supimos reconstruirnos, por que todo lo hermoso que ocurre hoy es tuyo y mío. Gracias por que aun siendo tan joven, te has convertido en alguien sabio para amar a nuestra familia.

Pocas veces agradecemos a aquellos que también siendo muy jóvenes y sin esperarlo se convirtieron en padres y lo hacen con amor y talento.

Esta entrada es para agradecer a todos aquellos padres jóvenes que se esfuerzan día a día y en especial a mi bien amado esposo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s