La Importancia de la protección solar en bebés

 

Aunque ya pasaron las vacaciones de semana santa, algunos todavía nos encontramos de vacaciones y veo muchos bebes y niños, inclusive adultos sin la debida protección solar.

El sol es fuente de vida. Es imprescindible para fabricar la Vitamina D, esencial para prevenir el raquitismo (falta de crecimiento del hueso) en los niños y la osteoporosis (desgaste del hueso o huesos “transparentes”) en los ancianos. Se usa como antidepresivo en personas que tienen tendencia a esa enfermedad.

La sobreexposición es el principal causante de cáncer cutáneo, así como determinante del envejecimiento de la piel (fotoenvejecimiento). Por tanto, deberíamos exponernos al sol de forma prudente y evitar el enrojecimiento de nuestra piel ( eritema solar ).

La mejor manera de proteger a tu bebé es no exponerlo directamente a la luz del sol en la medida de lo posible, especialmente entre las 10 de la mañana y las 4 de la tarde, cuando los rayos del sol son más fuertes. Ponle un sombrero o gorrita, pantalones largos de tela ligera y una camisa de manga larga cuando salgan al aire libre en la mitad del día. La ropa que tiene un tejido más compacto protege mejor que las prendas que tienen un tejido más suelto (para ver si el tejido es suelto o compacto sostén la tela a contraluz: cuanta menos luz pase a través de la tela, mejor). Si tu bebé aguanta unos lentes, ponle lentes de sol que protejan contra la radiación UV. Usa una sombrilla, una carreola (cochecito) con sombrilla o una tienda de tela protectora cuando estén al sol.

Hasta agosto de 1999, la Academia Estadounidense de Pediatría recomendaba no usar protector solar para bebés menores de 6 meses, porque la capacidad de su piel de metabolizar y expulsar químicos quizás no está plenamente desarrollada. Actualmente se ha revisado esta recomendación. Puedes usar protector solar para un bebé de menos de 6 meses si no tienes a la mano ropa adecuada ni puedes ponerte a la sombra, pero consulta primero con tu pediatra. Sin embargo, eso no quiere decir que deberías cubrir a tu bebé con crema de pies a cabeza. Aplica solamente un poquito de loción protectora en las áreas expuestas al sol.

Para bebés de más de 6 meses, usa un protector solar a prueba de agua diseñado especialmente para niños. Escoge un protector “de amplio espectro”, lo cual significa que protege contra la radiación ultravioleta B y la radiación ultravioleta A. Los protectores solares que contienen óxido de zinc y dióxido de titanio van muy bien para áreas que son especialmente sensibles al sol, como la nariz y los labios.

Cuando compres un nuevo protector, has una prueba en un trocito de piel de la espalda de tu bebé para asegurarte que no le produce una reacción alérgica. Si le sale un eczema o se le pone roja la piel, elige un protector hipoalergénico.

 

Felices Vacaciones de Semana Santa

No dejen de escribirme a nevaicosmetica@gmail.com

O visitar nuestra pagina en Facebook  SPA Nevaí

 

Nos vemos a la próxima!

Tu amiga Cosmiatra Banny Juárez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s