Yo confieso que… ya no voy a esperar

12804163_1554562831521055_1551159102_n
El lunes me compré estas flores en el super mercado, todas estaban cerradas, para hoy, muchas ya han abierto, me encanta como le han dado vida a la casa.
Significa mucho haberlas comprado sin sentirme no amada, poca cosa, “ridícula” o mal querida. Es la primera vez que me compro flores, estoy comenzado a dejar de esperar, de reclamar por que alguien no hace lo que yo sueño, por que alguien no cumple mis fantasías, he descubierto que esa necesidad tan grande de atención viene de mi abandono, de mi falta de amor propio. Así que poderme regalar unas flores en un lunes cualquiera lo es todo. Se las mostré a mi esposo sin mayor reclamo (no habría por que) a mis hijas les encantaron y aunque yo me sentí media “señora” comprando flores para la casa, ese es un nuevo desafío que poco a poco combatiré, por hoy soy feliz con mis flores.


Muchas veces nos enseñaron que debíamos esperar, que alguien algún día cumpliría nuestros sueños, es mas que se anticiparía a ellos, que tratar de llenarlos nosotras solo para las “quedadas” para las ” poco agraciadas” y entonces cuando eso no ocurre somos enormemente infelices pese a tener a nuestro lado personas que nos aman de verdad, pero es que sin amor propio todo el amor se mira como poca cosa.


En el grado que perfeccionemos el amor hacia nosotras, el amor que demos a los demás (esposo, hijos, amigas, familia y las personas de nuestro alrededor) será mucho mas grande mucho, mas maduro.

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s