Miedos de una madre joven

Siempre he dicho que todas las mamás al final somos iguales, dentro  de circunstancias diferentes pero todas entendemos el amor y el miedo de la misma forma.
 Sin embargo cuando  te conviertes  en mamá joven llegan miedos y retos que no sabías que existían y que muchas veces  parecen casi imposibles de superar. Te quiero compartir cuáles fueron y son mis miedos como mamá joven.
¿Lo tengo o aborto?: Muchas pensamos en no tenerlo y eso no nos convierte en malas madres,pero es que en mi caso hasta hace poco no pensaba en si estaba bien o mal el aborto, no pensaba en hijos y punto, así que cuando me enteré que estaba embarazada sinceramente lo primero que se me vino a la mente fue no tenerlo acabar con la incertidumbre pronto y no abortar. Sin embargo después de calmarme y razonar entendí que yo no podría vivir feliz con esa decisión, no estaba en mi terminar con la vida de alguien.  No faltó quien me propusiera terminar con mi embarazo desde familiares hasta doctores por que ¿en dónde iba a quedar mi futuro? Al final decidí que mi futuro iba a quedar en donde yo quisiera junto con mi bebé y decidí tenerlo, la mejor decisión que  pude tomar pero no por eso fácil.
¿Cómo van a reaccionar mis papás?: Como ya te he contado mis papás lo tomaron exactamente como NO pensé que lo iban a tomar mi papá de forma tranquila y mi mamá iba del llanto a la alegría. Era sin duda el miedo mas grande que tenía y decirles aunque fue muy difícil fue liberador, no se puede esconder algo así,al final todo se sabe , ocultarlo genera mucho estrés  y el daño por el estrés es permanente en los bebés. Te cuento mas aquí.
¿Cómo lo voy a mantener?: Iba en la universidad y la verdad es que nunca me ponía a hacer cuentas, si necesitaba dinero se lo pedía a mi papás, así que no tenía ni idea de cuánto costaban las cosas. Cuando quedé embarazada mi esposo trabajaba sin embargo cuando comenzamos comparar las cosas nos dimos cuenta que un  bebé es mucho mas caro de lo que pensamos. Una buena idea es comenzar a vender algo ya sea  por catálogo o bien hacer collares o vender pasteles, que no te paralice  el miedo tienen 9 meses para ahorrar y comenzar a aprender a administrarse, claro que se puede.
¿Qué van a decir de mi?: A los 20 años hacemos y decimos mas por el qué dirán que por que realmente así lo creamos, es normal, es una etapa, pero cuando quedas embarazada justo en esa etapa es muy complicado, yo oculté mi primer embarazo con ropa muy holgada no quería sentir las miradas curiosas  en mi universidad y tampoco quería estar dando explicaciones.
Al final de mi embarazo era casi inevitlable que no se viera mi panza y la verdad es que la reacción dentro de mi universidad fue de lo mas coordial, me arrepentí de no haber mostrado mas mi barriga. En la calle era otra la situación,  las señoras no fingían ni un poquito  su cara de entre susto y des aprobación y cuando salía con mi bebé aun peor. Ese miedo de ser mirada así se cumplió y  sigue pasando pero la verdad es que  poco me importa. Siempre harán comentarios desatinados sobre tu maternidad joven, también llegarán las miradas incomodas pero al final se trata de concentrarse en lo bueno y hermoso que es ser madre joven.
¿Es él el indicado?: Yo amaba a mi novio, sabía que quería tener una familia con él, lo que no sabía era que el paso de ser novios a ser padres jóvenes mueve muchas cosas y sin duda llegan los problemas y con ellos las dudas. Comencé a tener miedo de tener tantas dudas, tantos problemas con él, no era así como me había imaginado que sería nuestra vida pero cuando un bebé llega de sorpresa el cambio no solo es para la mujer también para el hombre y me costó mucho trabajo entenderlo.
Pronto te contaré mas de mi matrimonio que no ha sido nada fácil ni color de rosa, pero que me ha dejado en claro que es el amor se trata de esforzarse aún en los tiempos mas difíciles por ver al otro feliz, que crecer es parte del amor y que no me arrepiento que sea a su lado.
¿Y si cuando lo tengo me doy cuenta que no es lo que quería?: Cuando estaba embarazada tuve pensamientos de todo tipo, unos muy lindos y otros aterradores y uno muy frecuente era este, tenía mucho miedo de darme cuenta que me había equivocado, que en realidad no quería ser mamá tan joven que iba a querer huir a los pocos meses de estar con él bebé. No fue así, desde que la vi en el primer ultrasonido,  supe que quería estar con ella toda mi vida. Claro que hay días dficiles en donde me desespero y lloro pero trato de recordar  sólo son eso, malos días y que  no pasan de ahí.
¿Y si nunca cumplo mis sueños? Este sigue siendo un miedo, tengo ya 25 años y con dos bebés y mi matrimonio no me he podido graduar, trabajo con mi esposo y hasta hace poco comencé a tener tiempo para decidirme a hacer cosas para mi. Estoy a punto de regresar a la universidad y terminar mi carrera sin embargo a veces me da miedo no poder con todo pero cuando el miedo es muy grande me acuerdo de esta frase  “ si lo puedes imaginar lo puedes lograr” y trato de calmarme y ocuparme mas que preocuparme.
Soy muy joven ¿ cómo voy a ser buena madre?: Este miedo en parte  por lo que escuchamos, jamás oimos  a alguien decir “es muy joven y muy buena madre” Siempre hay comentarios descalificativos al rededor de una madre joven en parte por que es una realidad que muchas delegan su responsabilidad a sus padres sin embargo me queda claro que no somos todas así .
Ahora que soy mamá me doy cuenta que ser “ buena madre” en principio es algo relativo, ya que cada madre tiene una forma de crianza diferente y en segudo lugar la maternidad  se trata de amor y dedicación, no de edad. Claro que nos vemos mas en desventaja ya que muchas veces debemos estudiar o trabajar pero sabes, eso también es amor para nuestros hijos, es tratar de darles un mejor futuro, también sabemos menos pero nada que  buscar talleres o libros no solucuionen, al final la edad nos da mas tiempo con nuestro hijos.
¿Y si mis padres nunca me perdonan? Es extraño cómo pasamos de ser hijas a ser madres, para nadie es fácil, hasta hace poco ellos eran lo más importante y ahora lo son nuestros hijos. Es obvio que nos duelan sus palabras, sus reclamos, que nos sintamos culpables cuando vemos a  mamá llorar. Es una culpa que en mi caso pude liberar hace no mucho , me sentía aún   avergonzada con ellos y cargar con esto junto con otras situaciones me llevaron a la depresión que  no me dejaba ver que mis padres estaban felices con su nieta y que aunque  mi padre sigue preocupado por que termine mi carrera eso no significa que este decepcionado de mi, al contrario significa que cree en mi  y que para el siempre voy a ser su hija pequeña.
Si tienes algun otro miedo  o bien quieres compartir tu experiencia ¡eres bienvenida! Este camino se anda mejor acompañada y que mejor compañía que la de otra mami joven.
Gracias por leerme, espero leerte pronto.

4 comentarios sobre “Miedos de una madre joven

  1. Hace 3 meses que soy mamá joven de una hermosa bebé. Al igual que tu caso tengo 20 años, sigo estudiando la universidad y espero terminarla para darle un mejor futuro a mi pequeña. Otra cosa que también quisiera compartir y no sé si les pase a varias es que a veces extraño mis días cuándo no tenía ninguna obligación y hacía lo que quería pero después veo a mi bebé y me doy cuenta de que ya no puedo vivir sin ella y que es mi todo. Y por último me identifico completamente en todo contigo, pero más con lo de que ahora me da mucha pena pedirle algo a mi papá, yo sé que él no me dirá que no porque me dijo que él siempre me va a apoyar y va a estar conmigo en cualquier situación pero sí es un poco frustrante tener de repente esos pensamientos de que les haz fallado y así.
    En fin, mis papás, mi novio y toda mi familia aman y adoran a mi bebé y eso me sobra y me basta para ser feliz con ella.
    Te deseo todo lo mejor y te mando mis mejores vibras para que logres todas tus metas :* besos.

    Me gusta

    1. Hola hermosa mil gracias por leerme y tus buenos deseos. Sin duda es muy normal pensar en esos hubieras en que pasaría de tener a nuestros peques pero lo que logramos a su lado es aun mas increíble por que nos hace darnos cuenta que somos mas fuertes y capaces de lo que hubieramos imaginado. A mi también me pasó esa como pena y la verdad es que después se hizo peor, sería bueno la trabajaras por que al final debes sentirte comoda y amada por que lo eres. Ojalá cumplas todas tus metas, ser mamá joven nos da mucha energía y se que alcanzaras todos tus sueños junto con tu bebé. Les mando un gran abrazo 🙂

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s