El respeto a la maternidad ajena es la paz

Cursos prenatales de yoga, preparación para el parto con música, aromaterapia para el embarazo, grupos de ayuda,  parto natural, cesárea, en agua, con dula, en casa, en hospital, parada, acostada, pro lactancia, 6 meses, 2 años ,  de biberon,  guardar las celulas madre, no guardarlas, con apoyo, sin apoyo, casadas, soltera, divorciada, menos de 20 años, mas de 40 años,  con cirunsicion, sin circusicion, en carreola, con porta bebé, con rebozo, dormir con el bebé, que el bebé duerma en su cuarto, usar chupon, sin chupon, quedarse en casa, ir a trabajar, darles dulces, alimentación vegetariana, regañarlos, no regañarlos, cuantos abrazos, kínder, guardería, con nana, con los abuelos, antibióticos, remedios naturales, natación, ballet, karate, yoga,  pintura, danza, porteo,  ah y¿ viste el top 20 de los nombres para niños?.

Valeria: No fui a cursos prenatales, fueron cesárea y mi esposo no pudo pasar, las tuve a los 21 años y  a los 24, hice lactancia hasta los 6 meses, cuando tenía un año se fueron  a dormir a sus recamaras, si  dejé que lloraran, quite el pañal al 1año  8 meses, la pequeña aún usa,  usaron  muy poco chupon, les doy dulces, toman clases de expresión corporal, dejo que jueguen con su perrito, las regaño y  castigo,  tienen nana y  papá  y yo trabajamos.

*Se llaman Milú por un poema y Elisa por que me gustó.

Mi historia como la de muchas mamás no es la historia “ideal” según los mil artículos de maternidad que circulan por la red, y no por que no lo intenté, a  diario trato de conocer mas del tema, enfocarme en mejorar esos puntos que  no estoy haciendo bien, implementar técnicas que me parece me pueden servir, sin embargo debo decirte que no existe una maternidad “ideal” por el simple hecho que  a diario  salen artículos sobre este tema  que se contradicen unos a otros, llegan ciertas “modas” de crianza y como dicen, de la moda lo que te acomoda. Ahora después de 4 años y dos niñas logré  entender esto,  sin embargo de inicio caí en la trampa de querer seguir todas las recomendaciones lo cual es imposible y nada aconsejable.

Cada niño como cada madre son únicos, por eso antes de seguir cualquier técnica de crianza, te sugiero tomes estos tres puntos en consideración.

Consejo más importante, antes de implementar cualquier técnica o forma de crianza coméntalo con tu pediatra,  si tienes pareja recuerda que él debe estar de acuerdo y enterado de cada decisión que tomes sobre el bebé. 

En primer lugar,  que se acomode a tu  estilo de vida,  sin duda nuestro ritmo de vida cambia a la llegada del  bebé sin embargo así como nosotras debemos acomodarnos, también  debemos buscar la forma de crianza que mas se adapte a nuestros deberes, suena encantador tener al bebé contigo todo el día,  pero si eres una madre que tiene  trabajar o estudiar, es entendible que esto no pase y  tranquila, no eres una madre ausente y el bebé no se esta convirtiendo en un asesino en potencia por dejarlo al cuidado de alguien mas, solo asegúrate que esa persona sea de tu entera confianza. A veces sería bueno no depender tanto del dinero sin embargo cuando te toca llevar las riendas de un hogar y proveerlo, se necesitan hacer ciertos ajustes.

En segundo lugar, toma lo que a tu instinto de madre le parezca lo mejor, en algún artículo leí que dejar llorar al bebé, representaba una  “muerte espiritual para el nene” (sí, así decía) y cuando comienzas en esto de la maternidad suena horrible pensar que estas matando el espíritu de tu bebé y en vez de orientarte termina por confundirte y estresarte, en mi opinión algunas veces a los especialistas les falta tacto  al defender sus posturas. Es cierto que cuando son pequeños el llanto es su único medio de comunicación y debemos estar siempre al pendiente, sin embargo conforme crecen los bebés comienzan a adaptarse  y al llegar a una edad de mayor madurez marcar límites y espacios es fundamental para los peques.

En tercer lugar toma lo que te gustaría intentar, ahora que es tu turno de ser madre, toma esos consejos y técnicas que te gustaría y crees adecuadas para tu bebé, en mi caso mi nena la mas pequeña, comenzó a asistir a una escuela 100% bilingüe, apenas comienza a hablar sin embargo he leído mucho sobre los beneficios que tiene introducirlos a un nuevo idioma desde muy pequeños y pues a ver como nos resulta. A veces las familias tienen tradiciones que no van con lo que quisiéramos para nuestros bebés, así que escucha lo consejos, infórmate y toma los métodos que creas lograrán un mejor desarrollo para tu bebé y para ti.

Me parece que es muy importante decir que NO podemos juzgar a las madres por la forma de crianza que han elegido,  creo que las mamás que andan en búsqueda de información es por  que quieren darle lo mejor a sus peques, y a Dios gracias que existe internet, pero no debemos caer en el juzgar a una madre por que haya decidido lactar  o no  lactar, eso no significa que quiere menos  a su bebé, porque seguramente has escuchado esta frase de ” si no lactas es que no le quieres dar lo mejor” pero y si de verdad no me sentí cómoda, si lo intenté y simplemente no lo logré, ¿Qué pasa? . A veces creo que para defender nuestros puntos usamos el lado emocional que me parece   injusto cuando hablamos de madres.

La maternidad es tuya, así que es tu responsabilidad informarte y buscar las mejores opciones  tu bebé, escuchar consejos y opiniones siempre es bueno, la experiencia de otras mujeres nos ayuda mucho, hay que saber decir no se cómo hacerlo, aceptar ayuda, pero recuerda que la que esta al mando eres tú.

Busquemos compartir, aportar nuestro punto de vista y apoyar sin juzgar ni segmentar, al final todas estamos en el mismo barco, navegando por la misma aventura, unas mas desorientadas que otras, pero todas  con las  mismas ganas de dar lo mejor de nosotras como madres.

Gracias por leerme, espero leerte pronto.

Un comentario sobre “El respeto a la maternidad ajena es la paz

  1. […] Hace poco escribí mi opinión sobre la terrible practica  que conocí al entrar al mundo de las mamás, juzgarse y criticarse mas que ayudar, dar comentarios disfrazados  con palabras amables que lo único que intentan es hacer sentirnos mal respecto a como llevamos nuestra maternidad. Te comparto la entrada El respeto a la maternidad ajena es la paz. […]

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s