Querida hija, tengo miedo

Cuando somos madres muchas veces sentimos que tenemos que ser fuertes y valientes todo el tiempo lo que muchas veces nos lleva a terminar en un ataque de llanto cuando  sentimos que ya no podemos mas.

Estos días he reflexionado mucho respecto a los miedos, debes saber que yo me consideraba una persona muy miedosa,  pero desde que nacieron mis hijas,  estos miedos se han ido extinguiendo poco a poco y sabes no es que yo haya hecho algo, en realidad han sido ellas las que han logrado que yo pueda vencer mis miedos, es increíble como es poco  lo que hacemos por ellos a comparación de lo que ellos hacen por nosotros.

Mi mayor temor, los caballos,  mi papá siempre ha tenido caballos y en una ocasión cuando yo tenía 4 o 5 años se escapó uno y este (sin ser caballo de salto) me brincó de milagro, afortunadamente no me pasó nada, sin embargo desde ese momento cree una fobia a los caballos, solo escuchar que relinchaban o sus pasos me soltaba a llorar y no podía estar en el mismo lugar que ellos. Milú desde muy pequeña ha tenido gusto por estos animalitos, al inicio me ponía súper nerviosa,  obviamente era mi papá quien la paseaba yo no me quería acercar por nada sin embargo Milú cada que se subía lo primero que hacia era gritarme muy feliz y decirme que la mirara y así fue como poco a poco he comenzado a vencer este gran miedo. Actualmente a mis dos hijas les gustan mucho los caballos a mi la verdad es que siguen sin gustarme pero ya puedo pasar a un lado de ellos y tomar fotos tranquilamente sin tener ese pánico terrible que sentía cuando las veía arriba de un caballo.

Gracias a ellas he vencido muchos miedos, me inundan con su amor y con sus palabras de ánimo cuando me miran y me dicen que soy la mas linda, la mejor en todo, hace unos días Milú me abrazó y me dijo que era una muy buena mamá, me llenó el corazón de fuerza y amor, ellas son mi pan de cada día las que llenan mi alma de amor, serenidad y fortaleza.

Doy gracias a Dios por esos momentos que me enseñan que no tengo que ser una super mamá que ellas valoran y admiran mis esfuerzos que como ser humano hago día a día para ser mejor persona, mujer y madre.

Sin duda nuevos temores llegarán pero se que con su gran amor no permitiré que estos se adueñen de mi vida, aprenderé a dominarlos y entender que detrás de cada gran miedo hay solo imaginación, que ningun miedo es tan grande ni tal real, uno de los grandes dones de ser padres es esa gran luz en nuestro interior que es capaz de borrar cualquier temor.

¿Y a ti, que miedos te han ayudado a superar tus hijos?

Gracias por leerme espero leerte pronto.

11802109_10204183102412375_1634665831_n 11994330_10204183105412450_1915650490_n

4 comentarios sobre “Querida hija, tengo miedo

    1. Mil gracias por compartir tu entrada, de igual forma me encantó, tienes muchas razón en esta parte de los miedos todo el tiempo, en mi caso aun tengo miedo por las noches, que alguna de mis nenas deje de respirar ya una tiene 4 años y otra casi 2, pero aun así suelo luchar contra miedos sin fundamento, sin embargo no hay como analizarlos para darnos cuenta que algunos no tienen nada de real. Te mando un gran abrazo y nos seguimos leyendo.

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s