10 sinceras dificultades de ser madre joven

He leído muchas listas que hablan a cerca de las dificultades a las que te enfrentas al ser una madre joven y la verdad es que la mayoría me parecen cortas de realidad, me da la impresión de  que quien las ha escrito no fue una madre joven así que movida por esta inconformidad es que te quiero contar, en mi experiencia, cuales han sido las cosas  más duras en mi vida como madre joven.

Si  tienes alguna otra compártela recuerda que este blog se trata de ti, tus dudas, experiencias y comentarios.

10- Posponer sueños: Ningún sueño es fácil de alcanzar sin embargo cuando somos  jóvenes es cuando tenemos mas  sueños e ilusiones y cuando sin planearlo quedamos embarazadas sin duda muchas cosas se tienen que aplazar de inicio para mi fue muy duro ver como la posibilidad de un intercambio al extranjero se desvanecía, sin embargo ahora que el tiempo ha pasado me he dado cuenta que si bien es una realidad irremediable para todas las que somos mamás jóvenes también es cierto que cuando tenemos el verdadero anhelo de alcanzar algo nuestros hijos se vuelven  un motor mas para lograrlo, es cierto que  nos va a tomar mas tiempo y esfuerzo pero todo lo bueno en la vida es así ,  recuerda no cumplir esas metas y decir que es por que ya eres madre es solo un pretexto, de verdad tú puedes alcanzar lo que desees.

9- Falta de tiempo:  Cuando mi hija nació  tuve que regresar a los 15 días a la universidad lo cual hizo que me perdiera muchos días a su lado,  después se vinieron muchos problemas con mi esposo y mi familia lo que hacia que pasara mas tiempo llorando que disfrutando a mi bebé,  vino el trabajo y  otra vez la universidad ,  la gran desventaja de tener a mis hijas en medio de tantos proyectos sin terminar  es que a veces no les he dado el tiempo que hubiera querido, actualmente mi parte emocional esta mucho  mas estable lo que hace que aunque aun tenga muchos proyectos sepa que  el tiempo que estoy con ellas nada ni nadie es mas importante, pero para entender eso me costó perder muchos momentos increíbles junto a mis hijas.

8-Sentirme perdida: Cuando quedé embarazada ninguna de mis amigas había tenido un bebé así que aunque tenía su apoyo poco a poco los temas de conversación ya no coincidían me comenzaba a sentir aislada ya que en muchas ocasiones no tenía a quien contarle lo que estaba pasando o sintiendo que estuviera pasando por lo mismo, no me identificaba con nadie, al nacer mi bebé y mudarme de cuidad encontré personas que de igual forma ya tenían hijos pero eran mayores que yo, me pude entender mucho mejor con ellas sin embargo aun sentía que algo faltaba me sentía perdida no sabía entonces a donde pertenecía. Ha pasado el tiempo y la verdad es que alguna amistades se han disuelto, muchas cosas son difíciles de compaginar, sin embargo otras pese a que no tenemos el mismo ritmo de vida seguimos siendo amigas. Algunas amistades simplemente se alejan por tú nueva condición y sabes, ahora agradezco que haya pasado, quien no te puede apoyar y acompañar en cada etapa de tú vida  solo te esta haciendo perder el tiempo.

7- ¿Cuerpo nuevo?: Sin duda por mucho que nos tratemos de cuidar, el cuerpo después de tener un bebé ya no queda igual algunas veces nos ayuda mucho y algunas otras deja huellas imborrables, he hablado mucho de este tema y es que en mi caso la vanidad era el pan de cada día y me ha sido y sigue siendo una lucha diaria, entender y  aceptar que este es mi nuevo cuerpo que si bien soy joven también soy madre y mi cuerpo es el reflejo de estas dos condiciones. Esto no significa que ya nos toca ponernos casi un hábito de monjas, debemos disfrutar nuestra edad y aprender a vernos hermosas con nuestro nuevo cuerpo, sin embargo de inicio  no es fácil mirarse al espejo y aceptar tú nuevo cuerpo.

6- Aprender a ser madre y pareja:  Un aspecto que me fue muy complicado en este camino de ser madre joven fue mi relación con mi esposo, en ese momento él tenía 19 años los dos éramos muy jóvenes, inmaduros y estábamos llenos de miedos y dudas, ha sido un camino muy difícil en el que muchas veces me he preguntado que hubiera pasado si no hubiéramos tenido un bebé tan pronto sin embargo al día de hoy después de mucho esfuerzo y sobre todo de mucho amor hemos podido encontrarnos mas allá de ser madre y padre, nos encontramos como la pareja que algún día soñamos ser, esto no nos excluye de problemas pero valoramos mas lo que tenemos,  el hubiera ya no es una opción en nuestra relación.

5-Críticas: Desde que quedé embarazada no he dejado de escuchar frases como “en estos tiempo y salir embarazada” “parece que estas jugando a la muñecas” “que pena andar embarazada en la universidad” “arruinaste tú vida” entre muchas otras que seguro también te han dicho, de inicio la verdad es que me afectaban mucho hasta la fecha sigue siendo bastante incomodo y nunca falta la mamá del kínder que hace sus bromas de mal gusto  por lo joven que eres pero  ahora trato de darle la importancia que merecen, osea nula, al final se trata de hacer tuyos solo los  comentarios que te hagan crecer, los  comentarios negativos se los dejo a las personas negativas.

4-Lloré mucho mas de lo que confesé: Lloré mucho y es que todos los puntos de la lista me ocurrían y a veces me siguen ocurriendo al mismo tiempo es un tornado de emociones encontradas, miedos, pensamientos negativos en fin las circunstancias de ser madre joven nunca son fáciles en mi caso me toco criar a mi hija sola, lejos de casa, con problemas en mi matrimonio y una gran depresión todo el tiempo pensando en el hubiera. Actualmente me doy cuenta que todas las madres lloramos es casi inevitable y quizás lo sigamos haciendo por un largo tiempo pero a cada lagrima he encontrado fuerza en mi ser que jamás creí que tuviera y eso me ha hecho dejar de sentir lastima por mi y comenzar a sentir orgullo por todo lo que he logrado.

3- La culpa me seguía a todos lados: La culpa por sentir que defraudé a mis padres, la culpa por irme a la universidad y dejar a mi bebé, la culpa por no terminar la carrera, la culpa por dejar que me lastimaran, la culpa por no sentirme la mejor madre, la culpa por no saber llevar un matrimonio, la culpa por separarme, la culpa por mi familia en fin la gente tenía muchas expectativas sobre mi y al sentir que no cumplía ninguna me fuí llenando de una tremenda culpa sintiéndome mal por cosas que incluso no eran mi culpa. Actualmente he buscado entregar todas esas culpas, sanar,  entenderme y perdonarme  darme cuenta que a veces la juventud nos pone bajo mucha presión pero que al final  se trata de cumplirnos a nosotras y saber poner prioridades en nuestra vida.

2- Me dolía y no lo decía: Yo sentía que tenia que decir que nada me dolía que nada me molestaba que podía con todo, por lo general siempre te dicen  que eres joven y que por eso  ahorita aguantas todo lo cual no es del todo cierto, si bien tienes mayor energía y tolerancia hay muchas cosas que a veces nos callamos ya que por la culpa, miedo u orgullo de querer demostrar que podemos con todo, no decimos a veces lo que vivimos dentro de nuestra relación o no hablamos de los miedos que tenemos como madres o  mujeres, sabes al final me llené de mucho dolor  y no fue hasta el día que decidí  sacar todo y prometerme nunca volver a callar lo que me duele que comencé a ser feliz.

1- Perder: Elegir es perder, desde que elegimos si tenerlo comenzamos a perder, luego comienzas a perder amistades, oportunidades de trabajo, de escuela, pierdes la confianza en personas que pensabas iban a estar ahí siempre y lo mas duro te pierdes a ti, entre tantas mascaras que usas para fingir que todo esta bien, entre la culpa,  las presiones,  los hubiera te pierdes y un día cuando te levantas desconoces a la que te esta mirando en el espejo. Es importante  que si te has sentido así que hagas una operación de rescate extrema, dicen que todo en esta vida se hizo para perderse menos a ti misma, que no te pase lo mismo que a mi,  para mi ha sido lo mas doloroso de ser madre joven, buscarme y no encontrarme y solo fue a  raíz de ponerle un alto a la locura de vida que llevaba y comenzar a  darme cuanta  lo que realmente lo que vivía,  quería y  sentía de hacer un examen a profundidad fue que me volví a encontrar y sabes no me volvería de perder por nada del mundo. 😉

Espero me puedas compartir cuáles han sido tus dificultades como te darás cuenta al final cada problema  tiene dos posibles desenlaces, uno es continuar viviendo en el problema y lamentarte de este por siempre y el otro es aprender a mirar el tesoro que hay en cada problema ya que cada uno es la posibilidad de crecer,  fortalecernos, sentirnos mas vivos y felices de poder superarlos.

Gracias por leerme, pesero leerte pronto.

6 comentarios sobre “10 sinceras dificultades de ser madre joven

  1. Me siento identificada con todas las cosas! Y tenemos una historia muy parecida, tambien tuve a mi bebe a los 19. Como se empieza a superar todo eso? Es lo mas lindo que me paso en la vida ser madre, pero nose separar la maternidad del resto de las cosas, no consigo volver a salir con amigas en publico, en parte por el que diran, por no adaptarme a mi nuevo cuerpo con kg de mas y por la culpa de dejar a mi bebe. Como hiciste para empezar a controlar estas cosas? Yo ya me perdi a mi misma, no soy nada de lo que era antes, lo unico lindo es la familia que forme. Como recupero aunque sea un poquito de lo demas?

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola hermosa, mil gracias por leerme. Pues te cuento que no ha sido algo fácil es una batalla del día a día pero algunas cosas que me han servido en principio es ser sincera conmigo, dejar a un lado los que dirán para decirme realmente lo que me da miedo una vez que lo dices te das cuenta que no tienen mucho sentido nuestros miedos. Otra ha sido conocerme quizás esa la mas importante, aprender a mirarme al espejo de pies a cabeza, ¿sabes cómo se sienten tus hombros? pareciera algo tan simple pero cómo amar algo que no conocemos? Debes darte el tiempo para conocer tu nuevo cuerpo, que te aseguro es hermoso es el cuerpo de una madre joven ni mas ni menos y es perfecto. Ahora, no solo somos una familia, debes darte ese tiempo como individuo para descubrir que te gusta, que te apasiona y poco a poco, por que con los niños no nos queda mucho tiempo, hacer eso que te gusta. Escribe tus metas, no es camino fácil pero somos jóvenes y esa es nuestra gran ventaja tenemos tiempo para volvernos a encontrar. Te recomiendo un libro que se llama el caballero de la armadura oxidada a mi me sirvió mucho, es muy breve. Te deseo lo mejor hermosa, espero te sirva un poco esto, sabes que aquí estamos para ayudarte y leerte. 🙂

      Me gusta

  2. Hola soy fan y tengo 19 años y hace un par de Días mi novio y yo nos dimos cuenta de mi embarazo, nerviosos no sabemos qué hacer, nos amamos es el hombre de mi vida, pero no estamos listos para ser papás, la verdad pensamos en hacer una locura pero me retracte y no pude, necesité tiempo para pensar y hasta ahora no sé qué hacer me siento fatal, ayúdame con una buena opinión, besos.

    Me gusta

    1. Hola hermosa mil gracias por leerme. Lo primero que te quiero decir es Gracias entiendo perfecto que por la mente de inicio pasa no tenerlo a mi tambien me pasó esa idea sin embargo es muy valiente decir sí. En segundo lugar debes saber que lo que viene no es fácil, el cambio de novios a padres suele ser duro, tambien la reacción de mis tus papás y sobre todo el cambio de planes. Sin embargo todo pasará y se acomodará te lo prometo, lo mas importante es tu bebé, hermosa trata de mantener al calma de ser honesta no trates de ocultar por mucho tiempo tu embarazo eso genera estrés que afecta a tu bebé. Tu puedes y lo mas importante es que disfrutes esta etapa no te pierdas lo hermoso por estar pensando en el futuro pon todo tu animo y compromiso en cuidar tu embarazo, poco a poco se acomodaran las cosas y un consejo muy personal es platica con Dios eso les va a dar a ti y a tu bebé mucha paz. Un beso y aquí estamos espero me cuentes como va todo. Felicidades 🙂

      Me gusta

  3. Hola! Un gusto en conocer personas que sienten o han sentido lo mismo que yo. Yo también quedé embarazada a los 19. Mi hija tiene dos años en la actualidad. Pero ha sido muy duro, porque perdí mi vida, me perdí y no he logrado encontrarme nuevamente. Te contaré por los laditos… Yo siempre fui una chica muy sobreprotegida por mis padres, me iba súper en el colegio, tenía muchos proyectos, muchos sueños. Cuando cumplí los 18, empecé a hacer mis cosas, a lograr con esfuerzo y trabajo duro mis ideales, mi gran pasión ha sido la música. Sentirla correr por tus venas, liberar estrés al cantar tus canciones favoritas, viajar, conocer gente para entablar amistades más que tener novio, era lo que me hacía feliz, me sentía como un ave abriendo a pleno fulgor sus alas y volar hacía horizontes desconocidos pero a la vez sin miedo, yo estudiaba Diseño Gráfico…Plasmar esas emociones en mis diseños, plasmar esa alegría que me daba sentir tanta adrenalina aflorando por mis poros al ir a un concierto, era tan inexplicable que eso alimentaba mi inspiración para realizar mi arte. En uno de esos conciertos, conocí al padre de mi hija, me metí con el, supuestamente me quería y veía en él la escapatoria a mis problemas en casa por mis padres por no permitirme ser yo misma y aceptar que no quería ser otra cosa más que una artista apasionada. Pero no me había dado cuenta, que me estaba metiendo a la boca del lobo. Con él, viví muchas experiencias,pero en realidad no estaba dentro de sus planes. Quedé embarazada de él, cuando se lo conté..Al principio actuó como el papá más emocionado de todo y yo con muchísima ilusión, entusiasmada porque no sería una madre soltera en una audiencia peleando, al contrario..No seríamos pareja pero ese bebé tendría sus padres. Pero mentira..El nunca quiso esto, lo dijo para que no lo demandara. Nunca tuvo los pantalones de dar la cara en mi casa. Fui yo, quien encaró a todos a pesar de las críticas, a pesar que sería “El mal ejemplo” para las menores. Pasé trabajos duros, humillaciones, un embarazo díficil y sola. Me hizo unas cosas TERRIBLES. Me plantó varias veces, me trató como la peor basura y eso destruyó en mi todo sentimiento bueno. Sólo quería encontrarlo y despedazarlo porque no era justo. No era justo que yo pasando necesidades y él simplemente como si todo le valiera cinco. Caí en una depresión terrible, porque era muy joven para cortar mis alas cuando estaba hasta ahora aprendiendo a volar y sentir el mundo. Dejé mi carrera a causa de la depresión, porque no encontraba cómo inspirarme, tenía tan quemada el alma que tenía cenizas en vez de corazón. Sin mencionar que mis padres no me la han puesto fácil. Porque por medio de mi embarazo, vieron la oportunidad de hacerme olvidar de mi misma, de no tener amigos, de salir de trabajar, cuidar de la niña y hacer oficio sin espacio a tomarme un café, o siquiera tener un amigo/a. Ellos no entienden por lo que paso. Mi carrera se frustró porque no hallaba mi inspiración en medio del estrés, la rabia, el pensar en deudas. Este no era el futuro que tenía planeado para ella. La amo con todo mi corazón pero tampoco la culpo. Siento que alguien pasó con unas tijeras podadoras y cortó mis alas y me siento encadenada a una jaula que cada vez me va encerrando más y más, que a la fecha me siento estancada. Ando de malgenio casi todo el tiempo, como a la defensiva y cree una barrera para que nadie atraviese porque…No sé. Ni yo misma a veces me explico. Quiero salir de la oscuridad y volver a sentir que el sol brilla para mí pero no sé.

    Gracias

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola! Te entiendo perfecto yo caí en un depresión, que claro no sabía que era depresión, durante varios años, hasta que dejé de definirme por mis circunstancias y comencé a construirme de nuevo. Comienza otra vez, ninguna buena historia es lineal, de todo lo que has vivido, te lo prometo, vas a sacar inspiración para tu música pero es momento de despertar hermosa, comienza a hacer cursos en linea te prometo que hay muchos para ti, busca becas para terminar tu carrera, te lo digo por experiencia, es muy cansado luchar por lo que queremos pero es más cansado ver la vida pasar y nosotras en pausa. Tu puedes, tu pequeña está creciendo y poco a poco tendrás más tiempo para ti, lucha no te quedes quieta. 🙂

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s