Me canso de ser mamá

Las redes sociedades, revistas, tv  nos bombardean con miles  de imágenes e ideas acerca de lo que es ser una “buena” madre y es por esto que no solemos  admitir   que a veces estamos hartas de seguir todos los estereotipos de la buena madre, que no tenemos ganas de hacer ejercicio con 7 meses de embarazo, que poco nos importa si en China la nueva moda es jamás soltar al bebé y que no tenemos mucha energía para lucir como Kim Kardashian después del parto. A veces todas hablan de lo maravilloso, increíble y único que es la maternidad, y lo es, yo tengo dos nenas que me hacen la más feliz, mi vida no tendría magia ni sentido sin ellas, sin embargo a veces también me desesperan, y no, no me sirve contar hasta 10, a veces me hacen llorar, y no, no necesito un terapeuta de madres depresivas, me hacen enfadar ,y NO, no  es un caso para la policía, es simplemente que a veces esos seres que te llenan de tanto amor y alegría también son los  que más te hacen enfadar y temer.

Jamás decimos que a veces fantaseamos pensando qué estaríamos haciendo de no tener a nuestro bebé, que pasamos varias horas imaginando que hubiera pasado si no nos hubiéramos embarazado tan jóvenes, si hubiéramos conocido mejor al papá de nuestro peque, que lloramos cuando  vemos a nuestra generación graduarse y por qué no decirlo,  es normal, no por habernos convertido en madres, dejamos de ser  mujeres jóvenes que tenían muchos planes previos a un embarazo,  todas las mamis lo hemos sentido y no por eso somos menos madres, es sólo parte de la realidad.

Madres con problemas somos todas, quizás como mamás jóvenes tengamos mas deseos y mas preguntas,  no tanto sobre la maternidad si no como mujeres, es complicado aceptar que muchas cosas las debemos posponer y que muchas otras jamas volverán, sin embargo,  madres y mujeres plenas  es lo que todas  debemos aspirar a ser, sean cuales sean nuestras circunstancias, sin importar si nos tocó estar con nuestra pareja o no, si nuestra solvencia económica es la mejor o no, sin importar cómo quedó nuestro cuerpo después de tener a nuestros hijos, es importante atender y aceptar nuestra realidad y saber que en ella hay momentos dolorosos, de frustración, de cansancio pero que eso no nos hace malas madres, sólo mujeres que como todas las demás, están aprendiendo a criar a sus hijos, por muchos libros que leas, por muchos cursos  que tomes, en algún punto, todas las mamás entramos en pánico y es que cada peque es único, imposible estar preparada al 100%.

Esto de ser madre no se trata de andar luciendo feliz, descansada y sin problemas  todo el tiempo, se trata de comprender que educar  requiere tiempo y que no siempre es fácil, sin embargo es la tarea más emocionante que podemos tener,  nos permite amar y ser amadas como jamás imaginamos serlo y hacerlo, nos permite reírnos de las cosas mas simples, crecer junto a tú persona favorita en el mundo, darte cuenta cuan fuerte eres y sobre todo que la vida es maravillosa no por que sea perfecta, si no por que la vives junto a tú hijo.

Gracias por leerme espero leerte pronto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s