Mamá: voy a ser mamá

Creo que cuando eres joven,  no hay idea que  de más miedo que tener que decirle a  mamá que estas embarazada y la verdad es que con toda la razón tenemos ese temor, ver la cara de tu mamá después de haberle dicho que en pocos meses dejarás de ser su niña para convertirte en madre te parte a la mitad, literal, por un lado te conviertes en mamá y por otro lado dejas de ser la pequeña de mamá.

Mi mamá lo tomó muy mal, como era de esperarse, pasaba de reclamarme, a llorar, a hacerme todas las preguntas que se le ocurrían, a hacer planes con el bebé, a nuevamente llorar.

Yo me sentía la peor, la peor hija, había violado su confianza, había hecho eso que siempre le decía me parecía de tontas, no cuidarme. Fue una ruptura muy grande, ella en muchos sentidos era mi mejor amiga, la que siempre me animaba, la que me escuchaba, con la que podía pasar horas hablando, era mi gran amor.

Conforme pasaron los meses mamá lo fue asimilando y la notica comenzó a ser motivo de alegría, hacíamos planes para el bebé, me ayudaba con mi alimentación, me llenaba de consejos, sin embargo,  en este girar en el que todos estamos a mi mamá le diagnosticaron cáncer de pulmón, las sonrisas se hicieron cenizas,quedamos suspendidos, desapreció el tiempo y el espacio, nada parecía real, ni coherente, ni posible, ni justo,  mi mamá mantenía la esperanza, no dejaba de hacer planes y cuando supimos que sería niña ella fue la más feliz.

Mi madre siempre fue una mujer de admirable ánimo para ella siempre había solución, así fue hasta sus últimos días, me dejó tantas enseñanzas, tanto amor, los meses que pude estar con mi hija fue la mejor abuela, agradezco tanto poder tener esos recuerdos, agradezco tenerla en mi mente así, hermosa, feliz, viva.

No existen soluciones ni técnicas infalibles para decirle a tus padres de tú embarazo, solo quizás debes entender que el problema es que ver a los hijos crecer nunca es fácil y más cuando no es de la forma que ellos esperan. Respira, tranquila, habla con la verdad, a veces algunas abuelas tardan un poco  en asimilar la notica, pero sí tienes la dicha de tener a tu mamá  busca estar cerca de ella, al final eres su hija y nadie mas te vuelve a llenar de ese inmesurable amor, aprovecha que ella esta ahí, llámala, escribe, visítala, al final solo nos llevamos recuerdos y que mejor que sean hermosos.

Gracias mamá, por que de ti aprendí a ser mamá, aprendí a levantarme después de las caídas, aprendí  a mirar el mundo de forma positiva, aprendí que las mejores fiestas ocurren en la sala de tu casa con tus hijos, aprendí a no tener miedo, aprendí que llorar es sanador, aprendí que dejar de soñar jamás es una opción.

Te extraño, claro que te extraño, me tiembla la voz cuando hablo de ti, se me derrite el alma cuando recuerdo que ya no estas, pero también aprendí de ti a mirar la belleza de la ausencia, se que ahora soy quien soy por todo lo que he vivido por  todo lo que he perdido y aunque tú siempre serás  mi unicornio azul, se que te encuentro en cada frase que me sorprendo diciendo igual que tú.

Siempre serás mi mejor amiga, mi guía, mi buenos días favorito, mis brazos preferidos, pero sabes tengo la alegría de vivir diario nuestro amor con mis hijas, ellas son un recordatorio constante de tú gran amor por mi.

Gracias por leerme, espero leerte pronto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s